Religión, protagonista de tragedias. (una vez más)

El embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens, y otros tres ciudadanos de ese país murieron tras el ataque al consulado estadounidense el martes en la ciudad de Bengasi, en el este del país, confirmó el presidente Barack Obama en un comunicado oficial.

La mañana del miércoles, en una declaración conjunta con la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, desde la Casa Blanca, Obama volvió a condenar enérgicamente el "indignante y horrible" ataque.

"Trabajaremos con el gobierno libio para poner ante la justicia a los asesinos que atacaron a nuestros diplomáticos", dijo Obama.

"Que no haya lugar a dudas, se hará justicia".

Clinton, por su parte, aseguró que el ataque fue obra de "un grupo pequeño y despiadado que no representa ni al pueblo ni al gobierno de Libia".

En un comunicado emitido más temprano, Obama señaló que su país rechaza que se denigren las creencias religiosas de otros en referencia a la película en la que se representaría al profeta Mahoma y que es considerada responsable del estallido de violencia.

El ataque contra la representación diplomática se produjo durante una manifestación convocada para protestar contra una filmación subida a YouTube en la que, de acuerdo con algunos musulmanes, se humilla al profeta Mahoma.

Nota completa en:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/09/120912_libia_embajador_eeuu_muere_video_islam_mahoma_jp.shtml

Una vez más la religión es causante de actos de barbarie en pleno siglo XXI, no es nuevo para ninguno de nosotros escuchar noticias sobre una mujer apedreada por salir a la calle sin cubrir su rostro, o buscada por la justicia por conducir un auto, y qué decir del caso de Rimsha Masih, la niña paquistaní acusada de profanar el corán.
Es indignante pensar en esta realidad,, pero es más alarmante saber que aún en México sigue existiendo fanatismo, que, si bien no es llevado a niveles extremos como en otros países, si sigue siendo motivo de discriminación, pleitos y demás situaciones inadmisibles para un país como México.
Es respetable la creencia de cada persona, lo que no está bien es ser cómplice de la desinformación y la ignorancia, ya que nos afecta a todos como sociedad y como nación, vemos religión en todas partes, es lo que dicta la moralidad de los mexicanos cuando por su propia naturaleza es inmoral, ya que surge de una imposición social que se transmite por generaciones de los nietos a los padres y de los padres a los hijos, la religión es el más puro ejemplo de doble moralidad, ¿ejemplos? basta con darse una vuelta por el centro cada 28 de mes, o cada domingo por cualquier templo, (de cualquier religión), es momento de evolucionar, hace años que el oscurantismo terminó, no hay razón para aferrarse a él.