Nuevo Reglamento de Tránsito: Lo bueno, lo malo y lo peor


Por @alexvillac


El Nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal (NRTDF) contempla multas más altas para quienes incumplan con las normas de convivencia. De nuevo no tiene mucho, de recaudador sí. Una de las novedades es la preferencia a ciclistas, ciclovías y carriles confinados. Y es que, después de las recientes muertes de ciclistas, es necesario un cambio en las leyes, sí, sin duda, pero… ¿y la educación?

Peatones, ciclistas, motociclistas, automovilistas, choferes de transporte público y todos los actores que participamos en el juego de andar en y usar la calle, debemos educarnos en lo que a convivencia se refiere. Pensamos que la calle es nuestra, que somos los únicos con prisa, que la preferencia la tengo yo, que la vuelta prohibida es para todos menos para mí, que me puedo estacionar en una rampa para discapacitados porque "no me tardo", ________ (agrega tu falta de educación vial favorita), y la realidad es otra, la realidad es que la calle es de todos y nos guste o no, necesitamos aprender a convivir, a veces a consejos, a veces a multas. Ni modo, así somos.


LO BUENO

Entre las multas que más llaman la atención en este NRTDF encontré las siguientes:

- Colocar objetos para apartar estacionamiento en la vía pública.

¿Eres de los que aparta la calle porque "es mía"?, vele diciendo adiós a tu botes, huacales, piedras y tubos pues la multa por esto es de 20 horas de arresto en un juzgado cívico, o bien, hasta $1,400 pesos, como gustes.

- Descenso de pasajeros en lugares no autorizados por parte del transporte público.

Multa de hasta $14,020 pesos (aparte de ser remitido al corralón y 3 puntos de sanción a tu licencia).

- Estacionarse o circular sobre ciclovías.

No, ni un ratito, ni "no me tardo nada", $2,103 pesos si eres particular o $3,505 pesos si manejas tranporte de pasajeros. Aparte de la remision al corralón y 3 puntos de sanción a tu licencia.

- Uso del celular.

Hasta $2,455 y 3 puntos de sanción a tu liencia.
Recuerda que si acumulas 12 puntos en un año, te suspenden la licencia por 3 años.

La verdad es que de nuevo no tiene mucho, estas normas ya existían pero, como todas nuestras leyes, se quedaron en papel. Quiero ver que se apliquen, seré el primero en aplaudirlo.



LO MALO

Para vigilar el parque vehicular, que de acuerdo con datos del INEGI es de 4,787,187 vehículos (claro, muchos de ellos fuera de circulación), las autoridades cuentan con la grandiosa y funcional cantidad de 1,444 policías capacitados y habilitados para infraccionar. Sí, 1,444 policías para vigilar 4,787,187 automovilistas.*

Ah, y para los casos en los que sea necesario remitir al corralón, contamos, en toda la Ciudad con 69 grúas.*

*Datos pedido a través de la plataforma infomexdf



LO PEOR

Desde que se dio a conocer hace unos meses, el GDF ha llevado a cabo campañas de información para los ciudadanos. Lo primordial: que conozcamos nuestros derechos, el costo de las multas y a los agentes de tránsito que pueden infraccionarnos. ¿Y esto por qué?
Porque nos sabemos corruptos, todos, gobierno y gobernados. ¿De qué nos sirve tener policías honestos si llevamos el billete de $200 pesos enrrollado en la bolsa listo para sobornar a quien nos quiera multar? El Gobierno trata de protegernos de él, a través de nosotros mismos, y así, protegerse él mismo de nosotros… Terrible círculo vicioso. ¿Hasta dónde hemos llegado?
 
Y es que el GDF sabe que sus policías son (susceptibles de ser) corruptos, pero recuerda: para que se dé el ciclo de la corrupción se necesita de dos, el que da y el que recibe. ¿Nos seguiremos quejando de lo mismo que somos?

Policías honestos en una sociedad corrupta, no funciona. Simplemente no se puede.

Sólo espero que este no sea un Reglamento más. De aquí a febrero estarán muy activos, de cacería, vigilándonos con lupa y recaudando miles de pesos para las arcas de la tesorería local. Después, como todos, caerá en el olvido… Hasta que hagan uno "nuevo". Espero equivocarme.

¿Podrá más la civilidad y la educación que la cultura de la corrupción, la extorsión y el robo?

Yo, por lo pronto, como peatón, ciclista y automovilista les aseguro algo: no llevo billetes enrrollados en ningún lado. Soy responsable de las consecuencias de mis actos.

Eso es madurez social.